Crimen y castigo y premios

Para nadie, en ningún lugar el mundo es un secreto que las leyes son normas o limitaciones del libre albedrío que han sido creadas con el fin único y principal de mantener el orden y control en la sociedad, a través de la cual se prohíben o se permiten cosas o situaciones y que llevan consigo un castigo por incumplimiento o desobediencia.

Sin embargo, sabemos, que hay muchas leyes o normas que no se cumplen a cabalidad, y que en consecuencia pasan a ser un saludo a la bandera, pues no existe el ente encargado de velar por el cumplimiento de las leyes y mucho menos el encargado de dar castigo por dicho incumplimiento.

Pasa en todos lados, al parecer las leyes se crean en momentos de caos y desesperación y luego son olvidadas o usadas por conveniencia según sea el caso. Cuando las leyes políticas sean creadas con el corazón en la mano, entonces hablaremos de leyes justas, y cuando contemos con seres humanos realmente apegados a las leyes entonces contaremos con el cumplimiento y evitaremos los absurdos castigos por desobediencia, castigos que aplica solo para un grupo de personas en la mayoría de los casos, viéndose beneficiados aquellos que cuentan con algún tipo de influencia, cuando el deber ser es que las leyes sean cumplidas y ejecutadas para todos por igual.

Leave a Reply